La magia de compartir, desde la vivencia y el corazón.

Compartir es importante, en cualquier ámbito, en todo momento. Si se hace desde la vivencia y el corazón es más que enriquecedor.

 

Estas semanas, las compañeras hemos estado impartiendo formación, desde el centro que también siento como mío, en Lleida.

 

Han sido unas semanas, en las que el cambio de rutina pasa factura, además de lo nervios o como os comentaba en el primer post, esas mariposas en la barriga, que el día que no estén me preocuparé y mucho; porque sin ellas el gozo y disfrute no es el mismo.

 

El tema de la formación era “Comprendiendo el autismo”, y nuestro enfoque y la forma de impartirlo fue multidisciplinar, psicólogas, neuropsicóloga, y yo misma como logopeda. En mi caso, los temas a abordar fueron la alimentación, hipersensibilidades, posibles miedos y vivencias, además de afrontar las particularidades de los diferentes idiomas no verbales, que muchas veces se nos pasan desapercibidos a las personas que estamos fuera del espectro, por muy sensibles y sensoriales que seamos. Se dieron herramientas entorno a qué poder hacer, cómo actuar, elementos prácticos. Pero ante todo, nuestro mayor objetivo era que se pudiese entender que no todos somos iguales, que no todos tenemos la misma forma de aplicar las herramientas, y no toda herramienta sirve o ayuda de igual manera a todas las personas por mucho que se encuentren bajo el mismo paraguas. Y que ante todo lo que deseábamos era un acercamiento a la comprensión.

 

Se hicieron dinámicas, se generó debate, y sobretodo y por lo que estamos más emocionadas (hoy hablo en plural), es porque compartimos mucho y desde el corazón. Cuando toda una sala es tocada con esa luz, desde la intimidad, desde la calidez, desde lo que como profesionales subrayamos con mayúsculas, desde el VÍNCULO. Se genera un intercambio muy poderoso de aprendizaje, de doble entrada, de doble vía.

 

Uno de los elementos que considero más importantes es el compartir, con las familias, con el centro escolar, con los especialistas, los espacios de comprensión de la persona que está en atención. Pero existen otros espacios, donde compartir desde la vivencia y experiencia te hace crecer como profesional. Espacios de supervisión donde ya no es la exposición del “caso”, sino es tu exposición como profesional, es tu comprensión y es esa visión parcializada que muchas veces existe cuando llevas tiempo atendiendo, o bien cuando conoces un caso por primera vez. Una de las mayores inversiones como persona y profesional es la supervisión de ese espacio de atención y lo que se mueve entorno a él.

 

Por eso cuando se genera un clima tan mágico, es digno de ser conservado y sonreírle con toda la emoción que merece al recordarlo. Este pasado martes, fue el último día de esta formación, nos llevamos en el corazón profesionales muy entregados, que viven con verdadera vocación su trabajo, profesionales con ganas de aprender, compartir y sobretodo personas con muchísimo entusiasmo por comprender a cada una de las personas con autismo con las que trabajan.

 

No es sencillo conservar la sensibilidad y emoción, cuando cada día ves las cosas de mil colores, cuando cada día estás expuesto a mil y un estímulos, vivencias que en ocasiones no resultan nada agradables, y mantienes la sensibilidad y emoción porque a una chispa de luz, por pequeña que sea que suceda, la haces brillar con tu mirada y se te graba como una gran maravilla que rescatar cuando suceden otras, como he dicho antes, de mil colores.

 

Hoy soy breve, porque a veces las palabras se me quedan cortas. Y porque a veces, no hacen falta mil palabras para dar a entender lo que… Temple Grandin, con una corta reflexión transmite mucho más que toda una explicación que yo os pudiera dar. Breve, concisa, clara y acertada. Temple Grandin siempre es así, las palabras sólo tienen sentido si se elaboran para dar a conocer aquello que estas sintiendo:

 

“No quiero que mis pensamientos mueran conmigo… Quiero haber hecho algo… No me interesa el poder, ni amasar montones de dinero. Quiero dejar algo a la posteridad. Quiero realizar una contribución positiva, saber que mi vida ha tenido un sentido. En este mismo momento, estoy hablando de cosas que son la esencia misma de mi existencia.”

Temple Grandin.

 

SI TE HA GUSTADO ESTE ARTÍCULO Y LO HAS ENCONTRADO UTIL COMPÁRTELO, SI QUIERES COMPARTIR TU OPINIÓN, ESCRÍBELA EN COMENTARIOS.

 

 

SI QUIERES CONOCER QUÉ MÁS PUEDO HACER POR TI COMO LOGOPEDA, CLIC EN: SUSCRÍBETE

 

 

SI LO QUE DESEAS ES CONSULTAR SOBRE TU CASO PERSONAL Y CONOCER QUÉ Y CÓMO PUEDO AYUDARTE CLIC EN: CONSULTA

Deja una respuesta

Comparte este articulo
Share on pinterest
Pinterest
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on telegram
Telegram
Share on whatsapp
WhatsApp