¡Bienvenido diciembre, bienvenida ilusión!

Y bienvenidos momentos naturales donde estimular y compartir.

 

Hoy, día 1 de diciembre; en muchas casas empieza la ilusión, empieza el recorrido de la Navidad a través del calendario de Adviento. Un calendario útil donde los haya, para una preciosa cuenta atrás hasta el día de la Navidad, para mantener la ilusión, la expectativa, y que para los más deseosos les ayude a conocer y ver, cuántos días faltan antes del esperado día de Navidad, que se vive con tanta intensidad y emoción.

 

En casa, solemos hacer actividades cada día, el calendario nos marca qué hacer, y a veces nos acompaña alguna sorpresa: libros, algún juguete pequeño, mapas para encontrar cosas, piedras que pintar, un cd de música con el que bailar hasta cansarnos, la foto de un lugar donde ir a hacer una pequeña excursión (en nuestro caso a buscar el adorado Tió), etc.

 

Es en estas fechas donde muchos de los niños que atiendo, se desorientan, se pierden o dispersan, justamente porque les falta la apreciada rutina. Esa que nos marca el calendario a todos, grandes y pequeños.

 

Ayer conversaba con una mama de la necesidad, sí necesidad, de que ese calendario no se acabe para muchos de los niños con TEA, y dirás “para eso está el calendario normal”, sin duda. Pero tener presente en el calendario al menos una actividad, una rutina que cumplir, ayuda a estructurar tanto al niño como a la familia. Si además esa actividad queda visible en un apartado de la casa, ayuda a tomar conciencia de lo que se va a hacer o hecho en el día; bien sean comidas familiares, bien sean cenas que se alargan y que deben saber cuándo tienen fin, o bien la fotografía de una parte de ella: el palo, el Tió o los papeles que envuelven los regalos. En definitiva, un calendario en el que anticipar qué sucederá, y además tener actividades pensadas para realizar si sucede algún momento de estrés o excesiva dispersión.

 

Piensa también que esa actividad puede realizarse a modo de “remedio rescate”, mientras se está realizando una celebración y la cantidad de estímulos sobrepasan su sensibilidad. Y es aquí donde os comento una herramienta muy útil, que probablemente muchas mamás conocen, o mamás de familia numerosa. Es la maleta de actividades para entretenerse, ahora que está tan de moda el nombrar las cosas en inglés las “quiet time activities” son útiles y sencillas y las puedes buscar por la red, son manualidades, juguetes conocidos o actividades rutinarias que los mantengan entretenidos y concentrados ayudando a llevar sus sentidos y su ansiedad a una calma.

 

Te comento esto, a ti, seas o no mamá o familiar de un niño TEA o bien tienes amigos que vienen a tu casa en estas fiestas y uno de sus pequeños tiene características del Trastorno del Espectro Autista, para que tengas claro que la organización para ellos es necesaria. Y puedas pensar en ambientar tu casa para que todos los comensales disfruten:

 

  1. Llama a los papas de ese niño, pregúntales si necesitan algo particular, por no molestar seguramente no comentarán nada.
  2. La comida suele ser un punto delicado: la presentación, evitar mezclas excesivas en un mismo plato… Así que casi que es mejor servir en bandejas separadas y que todos cojan aquello que necesiten.
  3. Recibirlo uno a uno, saludando primero a sus papas, y posteriormente a él, para que no se sienta abrumado.
  4. Tener pensado un espacio de calma en la casa, en mi casa recuerdo que cuando era pequeña dejábamos una habitación para los abrigos, bolsos y regalos que esconder (jejeje, lo sabíamos todos) donde los primos nos perdíamos para buscar y encontrarlos. Otra habitación era para las siestas, por si había algún niño pequeño, o alguna mamá de un bebé lactante o de biberón que necesitaba calma. Esa puede ser la habitación ideal, donde haya pocos estímulos, esté lejos del bullicio y con una luz cálida. Donde mamá (o papá) y niño puedan sentirse tranquilos y sacar esa maleta con actividades pensada que antes comentaba; donde desestresarse para poder regresar al bullicio.

 

Los niños con TEA, perciben el mundo a veces con una alta sensibilidad en alguno o muchos de sus sentidos sensoriales. Puede resultar más que abrumador estar en un lugar desde el que nosotros creemos aparentemente tranquilo, ellos pueden llegar a percibir mil y un estímulos que les cuesta digerir y gestionar. Y en esas ocasiones es donde aparecen las estereotipias, en ocasiones son espectaculares para quien jamás ha visto ninguna. En otras son acciones muy discretas que dan la apariencia de desconexión. Bien, pues esas estereotipias son su modo y forma de desahogo, su modo y forma de realizar una actividad que ellos controlan, conocen su principio y su fin, por el simple hecho que son ellos quienes la realizan. Así que cuando las cosas se descontrolan en el entorno por excesiva carga de emociones da igual si son buenas o malas, surgen estas manifestaciones que únicamente indican una necesidad de orden, de control y de llevar su cuerpo, su mente y sus sentidos a una calma.

 

Piensa que nosotros también nos estresamos, con tantos cambios, tantas personas con las que nos encontramos en días señalados; personas que quizá lleves un año sin ver, y es cuando la emoción embarga y sentimos de todo de forma concentrada en unas pocas horas. Y también realizamos sin querer actividades para retomar la calma y el orden, desde recoger la mesa, decorar cada plato con amor, fregar o cargar los platos en lavavajillas, esas son de las más activas, salir a fumar a la terraza, sentarse a ver la tele aún sin sonido, organizar la música a escuchar, o llamar por el móvil y watssapear con familiares o amigos, no son sino actividades que nos traen calma y socialmente aceptadas.

 

Os propongo el documental María y yo de Miguel Gallardo y la Fundación Orange, si queréis conocer más sobre la vivencia familiar entorno al TEA. No todos los niños con TEA son iguales, aunque si tienen necesidades muy parecidas, y manifestaciones también como las obsesiones y rituales que pueden ser formas de comunicarse y de ordenar el mundo de una forma que ellos puedan manejar. Mi propuesta para estas navidades es que mires con amor esos rituales, ese amor que da comprender que es una necesidad, y que forma parte de una particularidad propia.

«La academia de especialistas»

 

 

 

Gracias por estar aquí, y por interesarte en conocer más sobre niños con TEA; ya lo sabes, si deseas crear un buen ambiente estas Navidades, ten en cuenta esos “pequeños detalles”.

Un abrazo, y feliz semana!

 

 

SI TE HA GUSTADO ESTE ARTÍCULO Y LO HAS ENCONTRADO UTIL COMPÁRTELO, SI QUIERES COMPARTIR TU OPINIÓN, ESCRÍBELA EN COMENTARIOS.

 

 

SI QUIERES CONOCER QUÉ MÁS PUEDO HACER POR TI COMO LOGOPEDA, CLIC EN: SUSCRÍBETE

 

 

 

SI LO QUE DESEAS ES CONSULTAR SOBRE TU CASO PERSONAL Y CONOCER QUÉ Y CÓMO PUEDO AYUDARTE CLIC EN: CONSULTA

 

Deja una respuesta

Comparte este articulo
Share on pinterest
Pinterest
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on telegram
Telegram
Share on whatsapp
WhatsApp