«Explícame el mundo de mil maneras». El Trastorno Específico del Lenguaje.

Hoy es el día Internacional para la conscienciación del Trastorno Específico del Lenguaje.

 

Hoy es un día en el que muchos padres, tras tiempo de intervención, celebran poder entender a sus hijos cuando les comunican algo. Lo que más destacan muchos son las angustias vividas en los primeros momentos, en todo ese camino de observar, valorar y aceptar las dificultades de su hijo en relación al lenguaje. “¡Por todo lo demás es muy feliz!”

 

Y hoy, a pesar de no ser jueves, y escribir este artículo a última hora, me apetecía compartir y a poder ser dar un poco de luz a aquellos papas, que les entra la duda cuando le hablan a su pequeño, o bien cuando él se expresa.

 

 

 

captura-de-pantalla-2016-09-30-a-les-15-18-46

 

 

El binomio Tonucci-Frato siempre me ha fascinado. Me parecen verdaderamente geniales todas sus viñetas, y lo que comunican. En especial estas dos.

 

De ellas siempre comento lo mismo: “Es una habilidad y para algunas personas un privilegio ser capaz de ordenar el mundo para poderlo entender, es un arte muchas veces poder poner orden en tu interior para comunicar lo que deseas expresar”.

 

El Trastorno Específico del Lenguaje (TEL), es un trastorno grave que afecta principalmente a la adquisición del lenguaje, y sus efectos perduran durante la infancia y adolescencia, llegando un gran número de adultos a tener dificultades en la comprensión y expresión del lenguaje.

 

La ASHA (American Speech Language Hearing Association, 1980) define el TEL como una “anormal adquisición, comprensión o expresión del lenguaje hablado o escrito. El problema puede implicar a todos, uno o algunos de los componentes fonológico, morfológico, semántico, sintáctico o pragmático del sistema lingüístico. Los individuos con trastornos de lenguaje tienen frecuentemente problemas de procesamiento del lenguaje o de abstracción de la información significativa para almacenamiento y recuperación por la memoria a corto o a largo plazo”.

 

La capacidad de atención, la capacidad de secuenciación y clasificación, son algunas de las habilidades psicolingüísticas comúnmente afectadas en el Trastorno específico de lenguaje. Lo que lo hace más evidente es la expresión y comprensión verbal. Aunque muchas de las familias comentan lo ávidos que son para realizar otras tareas, o para “hacerse entender” de otras maneras.

 

Es recomendable hacer un buen diagnóstico diferencial, descartar problemas auditivos, motores, daño cerebral, y coeficiente intelectual. Y en su intervención tener muy presente el entorno y el desarrollo afectivo; y nunca perder de vista el propio desarrollo evolutivo.

 

Muchos de estos niños, por sus dificultades de expresión y en parte de ellos de comprensión del lenguaje, es necesaria de forma temprana hacer una estrecha observación y un buen diagnóstico diferencial en relación al TEA (Trastorno del Espectro Autista). El elemento diferenciador más básico es la pragmática del lenguaje: la capacidad que se encarga del uso y función del lenguaje, adecuando el mensaje al entorno y persona a quien se dirige. Aquí entran factores clave como los que nos proporciona la Teoría de la mente (1985; Baron Cohen, Alan M. Leslie y Uta Frith), que contempla la habilidad para representar los estados mentales de los demás; es innata y se instaura aproximadamente sobre los 4-5 años de edad. Los niños con TEA tiene alterada esta habilidad, y requiere de habilidades como la atención conjunta a un estímulo compartido con otra persona, ésta aparece alrededor de los 9 meses de edad. Otra de las habilidades es la empatía cognitiva y emocional, como es el ponerse en lugar del otro. Existen otras teorías explicativas sobre el autismo, como la disfunción ejecutiva y la coherencia central débil; que ya iré comentando en otros artículos.

 

Centrándome en los niños con Trastorno Específico del Lenguaje, os comparto una serie de características que de forma general son visibles en estos niños.

 

Características diagnósticas. Existe una afectación en la expresión y comprensión del lenguaje. Sin afectación cognitiva, neuronal ni auditiva. Buena orientación y situación en el tiempo y el espacio (existen casos de excepción).

 

Atención y clasificación. Presentan baja capacidad de atención, la explicación puede darse, en que cuando un estímulo no logro comprenderlo (en este caso el lenguaje) no me llega a interesar como es lógico. Pero son niños capaces de estar centrados en un puzzle, en unos títeres (por el movimiento), o bien en los dibujos, ya que muchas veces extraen la comprensión por otras vías, generalmente más visuales.

 

Capacidad de secuenciar y para clasificar. Al principio os compartía las viñetas de Frato y mi reflexión sobre ellas, cuando cuesta tanto poner orden al exterior o al interior, resulta difícil extraer una secuencia lógica o bien clasificar entorno a ella. Muchos de estos niños requieren orden general en su hogar, buscan que cada cosa esté en sus sitio, y aquellas que afectivamente les son necesarias, más allá de sus juguetes. Si mi mundo no está ordenado… ¿cómo voy a estarlo yo?

 

En la memoria de trabajo presentan dificultades en torno a todos aquellos estímulos que se reciben por vía lingüística, y por tanto la comprensión también se ve afectada.

 

Sobre comunicación y lenguaje, he de decir que ante las dificultades de comprensión y expresión, surgen daños colaterales como la conducta en el contacto social o bien la autoestima, si aplicamos la lógica, es normal que si no te entienden o te es difícil comprender lo que te dicen, la frustración aparece, y a veces no tienes la opción de recurrir a los recursos necesarios para hacerte entender.

 

Son niños que presentan una buena intención comunicativa, esto se traduce en que a pesar de sus dificultades muestran ganas de decir, de explicar y compartir. Aunque resulten lentos o sean evidentes sus dificultades para pronunciar correctamente palabras o el discurso sea aparentemente incoherente, aparentemente porque para ellos tiene un sentido principalmente el de querer comunicar todo aquello que tienen en la cabeza, sin la posibilidad de darle un orden o secuencia comprensible para el interlocutor.

 

La abstracción y la simbolización se ve afectada, consecuentemente el pensamiento, relacionado con las dificultades que comentaba obre la secuenciación y clasificación; básicamente por la dificultad de acceso a la parte lingüística de la misma que ayuda a ordenar y clasificar los aprendizajes que dependen de esta capacidad para expresar o comprender.

 

A los papas, que estén identificando o relacionando dificultades con sus hijos, os animo a consultar al profesional que tenéis más a mano: pediatra o maestro. Él os irá orientando en consultar o no al especialista e iniciar una valoración diagnóstica. O bien si lo deseáis podéis escribir a info@upalah.com. Desde ahora os digo que mantengáis la calma, que observéis y anotéis aquello que os preocupa.

 

Qué podemos hacer el resto que no somos ni los papás ni las mamás de estos niños, pues yo os diría que recurrieseis a vuestro instinto, ese que se pone en funcionamiento cuando quieres entender y no lo logras; así que prioritariamente nos apoyaremos en el interés que tenemos por entender lo que nos dice ese niño, le dejaremos explicar, escucharemos a ver si logramos descifrar el mensaje que para él tiene sentido aunque de forma sumamente desordenada o complicada de descifrar. Mirar qué hace, porque sus recursos naturales harán que se apoye en gestos o bien movimientos o acciones. Y mucha, muchísima paciencia.

 

 

Recuerdo que cuando empezamos a crear el grupo “Háblame con Mimo”, pensamos en dar espacio a mamás, papás y sus pequeños para compartir el día a día; espacio donde el tiempo está centrado en el cuidado, conocimiento y comprensión de las interacciones familiares. Y sobretodo para potenciar las estrategias propias que cada familia es capaz de generar para estimular la relación, comunicación y en consecuencia lenguaje para alimentar la interacción. Los primeros signos de comunicación, antes de las palabras son intensos, remueven y se disfrutan a partes iguales. Y ante todo son la simiente para el desarrollo de nuestro pequeño.

Así que mamás, papás, que tengáis un niño afectado de TEL, seguid vuestro instinto, poner en marcha los cinco sentidos y buscar una red de apoyo que os escuche, estimule y oriente en potenciar vuestras capacidades comunicativas innatas y aprender nuevas. Dotar de riqueza a todas vuestras comunicaciones, apoyaros en imágenes, en gestos, en esquemas que hagan comprensibles vuestros mensajes. Dar mucha importancia al orden, y mostrar la forma que tenéis vosotros de clasificar y secuenciar el mundo, en la pizarra, con viñetas, con notas en libretas, etc. Son recursos que vuestros pequeños irán aprendiendo y adquiriendo como modo de dotar más comprensión al mundo, como modelo para aprender a comunicar mensajes al resto. “Explicadles el mundo de mil maneras”.

 

 

Éstas son las reseñas bibliográficas que utilicé en su día para crear algunos de los cursos, charlas o conferencias sobre TEA y diagnóstico diferencial con TEL, son muy interesantes a mi parecer.

 

 

Aguado, G. (2009). El trastorno específico del lenguaje (TEL): un trastorno dinámico.

Bishop, D.V.M. (2000). Pragmatic language impairment: A correlate of SLI, a distinct subgroup, or part of the autistic continuum? En D.V.M. Bishop y L.B. Leonard (Eds.) Speech and language impairments in children. Causes, characteristics, intervention and outcome. Hove (UK): Psychological Press.

Chapi – Mori Jorge Luis (2010): Diferencias entre los trastornos específicos del lenguaje y los trastornos generalizados del desarrollo.

Mendoza Lara, E. (2006). Trastorno Específico del Lenguaje (TEL). Ed. Pirámide.

J.A. Rondal. El desarrollo del Lenguaje.

Monfort, M.; Juárez Sánchez, A.; Monfort, I. (2004). Niños con Trastornos PRagmáticos del Lenguaje y de la Comunicación. Ed. Entha.

 

En la pestaña de Aviso Legal, encontraréis lo que os voy a recordar, est artículo es sensible de compartir íntegramente o bien parte de él (con la autorización expresa para ello), siempre y cuando cites la autora del mismo, ¡gracias!

 

 

Un abrazo, y feliz semana! Gracias por estar aquí.

 

SI TE HA GUSTADO ESTE ARTÍCULO Y LO HAS ENCONTRADO ÚTIL COMPÁRTELO, SI QUIERES COMPARTIR TU OPINIÓN, ESCRÍBELA EN COMENTARIOS.

 

 

 

SI QUIERES CONOCER QUÉ MÁS PUEDO HACER POR TI COMO LOGOPEDA, CLIC EN: SUSCRIBETE

 

 

SI LO QUE DESEAS ES CONSULTAR SOBRE TU CASO PERSONAL Y CONOCER EN QUÉ Y CÓMO PUEDO AYUDARTE CLIC EN: CONSULTA

Deja una respuesta

Comparte este articulo
Share on pinterest
Pinterest
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on telegram
Telegram
Share on whatsapp
WhatsApp