Verano, juego y oportunidades de aprendizaje. – Familia Upalah –

FamiliaUpalah

Estamos en verano y estrenamos el blog y también contenido en Familia Upalah.

Y es que el verano es el mejor momento para nutrir aquello que A. Stern llama “estado de curiosidad infinita”, esos momentos en que tu pequeño está enfocado, 100% concentrado en lo que se trae entre manos,  tanto que en esas mismas ocasiones se descuida de todo lo que sucede a su alrededor, o de todo el “desaguisado” que a ojos adultos está armando a su paso.

Familia Upalah. Verano juego y oportunidades de aprendizaje. Summer Upalah
Familia Upalah. Verano juego y oportunidades de aprendizaje. Summer Upalah

Llevo tiempo pensando en si ¿es incompatible el juego real de los niños y niñas con el compartir de los adultos? ¿Es posible que los adultos no tratemos de “enseñar”, “enriquecer” o “moldear” el tipo de juego que tiene un pequeño? A estas alturas, y siendo consciente, honesta y real con la cotidianidad, mi respuesta es que no es posible, a menos que nos enfoquemos y dediquemos tiempo y espacio para generar esos momentos donde ofrecer presencia, mirada y ese compartir emocional.

Y a veces me pregunto en qué momento nos desconectamos tanto de ese juego, en qué momento dejamos darle importancia, y sobre todo en qué momento creímos que el adulto es quien más sabe. ¿En serio? No es por echar un vistazo al panorama actual, pero si lo hiciéramos creo que todos hemos aprendido grandes lecciones de la infancia en este año. Y como adultos, podríamos empatizar mucho más con el sentir infantil.

No estoy hablando de cambios en la educación, ni tampoco en la forma de educar, nadie te pide o te exige una forma determinada de hacerlo, sencillamente hablo de conectar con quien tenemos delante y brindarnos a conocer qué necesita de nosotros. Hemos confundido brindar apoyo con dirigir quizás, ofrecer presencia con estar encima, dar seguridad y orden con planificar su vida sin tener en cuenta quién ya es.

Reflexionar sobre esto antes, me incomodaba mucho, y es que yo me sigo colocando ahí cometiendo fallos y yéndome a dormir pensando en… “con todo lo que sé, cómo o por qué me ha salido así… tan mal”. Siendo honesta conmigo, hablan años de educación y cultura centrada en la excelencia y en hacer siempre aquello que se esperaba de mi. Y me sigue sorprendiendo y me desconcierta a partes iguales que mis hijos no esperen nada más que compartir su vida, sus descubrimientos y todo aquello que admiran de este bello mundo.

Así que aleja el sentimiento de culpa, ese que parece que nos regalen a las madres el mismo día que empezamos a pensar en formar familia. Existen muchas cosas en un día que poder mejorar, pero quedarnos ancladas ahí no nos lleva a ningún lugar.

Entonces… ¿Qué hay que tener en cuenta para ofrecer ese espacio donde se de juego y aprendizaje?

  • Un espacio interno donde permitir y permitirse jugar. Parece algo banal, pero esto es muy importante. Dejar la exigencia en la entrada, dejar la mirada crítica y no constructiva esa que hace que nos fijemos en la escasez y no en la abundancia de cosas que suceden a nuestro alrededor.
  • Sobre el espacio externo, es necesario que no tengas nada al alcance que no “temas” que salga malparado. Por ejemplo no es buena idea hacer bocadillos encima de la cama si te molestan las migas fuera de la cocina…
  • Ofrecer materiales adecuados a su edad, a su motivación, y a su comprensión; los elementos naturales son los más versátiles, pero a medida que crecen existen un gran nombre de juegos y juguetes que os rodean, a esos es importante poder clasificarlos.
  • TIEMPO y GANAS de compartir; si no tienes ninguno de esos dos, es mejor que no lo fuerces, no hay nada más desmotivante que conversar con alguien que sabes que “no está” por ti en ese momento, y casi que es preferible “conversar solo”. Nutre tus ganas y busca ese tiempo para que fluya el juego.

El pensamiento de un niño es libre, divergente, y muy enfocado en su motivación interior. Aquello que piensan coincide con el objetivo que realizar. El juego es el puente entre aquello real y tangible, con lo imaginario. Y poder comprender cómo funciona ese proceso requiere de estar abierto a dejar sorprenderse por lo que sucede y descubrir que aquello que hacemos… siempre transforma nuestra realidad. Incluso desde la más tierna edad.

«Un bebé aprende mucho de un adulto y a través de él, pero también debe descubrir muchas cosas por sí mismo, ha de hacer su propia tarea como bebé»

E. Pikler

Nuestro deseo y su interés por crecer no debe limitar quien ya es y lo que ya hace. Empezaba el post hablándote que un niño crece en un “estado de curiosidad infinita” y compartir esa emoción de crear y crecer es lo que nutre su aprendizaje.

Recuerda: Libertad y autonomía se enraízan en el apego.

Te comparto este audio, que hace días compartía por la UpaHLetter, a veces me es más sencillo reflexionar en voz alta que escribir. Vivo el verano como si de un retrosummer se tratase. Tengo muy buenos recuerdos de compartir en familia, y no solo con mis padres momentos de juego, y momentos cotidianos donde el tiempo y el espacio siempre brindaban aprendizajes. – Clic en la imagen y te llevo al audio –

El sentido del JUEGO
El sentido del JUEGO

Ah! Qué lindo retomar el blog y compartir, aquello que me nace, aquello que creo que te puede ser útil. Y abrir la oportunidad a repensar, a compartir, a conversar.

Si hay algún tema que te interesa, o que desees que conversemos, no dudes en comentarlo. Gracias por estar ahí.

Nota: Aprovecho y te recuerdo que en familiaupalah.com hay dos talleres disponibles para jugar y compartir en familia, acogidos por nuestra compi Laura Catalán. Sin duda una gran experiencia para este verano!!! Atenta, porque ya puedes inscribirte, los talleres empiezan el 19 de julio. Para familias con niños y niñas de 5 a 7 años; y para familias con bebés hasta el año. – Clic en la imagen y te llevo –

Summer Upalah
Summer Upalah

024

Suscríbete a la UpaHLetter

Si crees que conocer y comprender el desarrollo emocional y de su comunicación te va a ayudar a descubrir cómo acompañarlo en cada etapa.

Tu familia está aquí. En la UpaHLetter.

Escribo todos los jueves, será un placer contar contigo si lo deseas.

Una respuesta

Deja una respuesta

Comparte este articulo
Share on pinterest
Pinterest
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on telegram
Telegram
Share on whatsapp
WhatsApp